Dentro de las rutas de BTT del Alto Gallego, hay un par en especial, que son las que más veces repito y es que, a pesar de que estas rutas, están consideradas como difíciles, creo que salvando un par de zonas técnicas, es apta para mucha gente, eso sí, hay algunas subidas, en las que nos va a tocar pedalear y de verdad.

                                                                     

La tarde prometía, buena temperatura, de corto y aunque se divisaba alguna nube negra en la frontera, no fue suficiente, para dejarme en el apartamento y no salir a disfrutar de lo que más nos gusta y menos en un entorno así.

Las nubes, no amenazaban en vano y a la altura de Yesero, me cae un tormentón de esos de verano en 15 min, que por suerte, me pilla entrando al pueblo y me permite refugiarme.

Pasada la tormenta y con la tierra húmeda, pero sin llegar a hacer barro, es cuando empiezo a darme cuenta, de que la salida, va a merecer la pena. Esa sensación de ver el Pirineo después de la lluvia, con el arcoíris, me encanta.

Desde Yésero me dirijo hacia la Ermita de San Bartolomé, para ello, saldremos a la carretera, dirección Biescas y encontraremos el desvío a mano derecha. Una vez ascendido, encontraremos el desvío por senda a Gavín y posteriormente la pista que nos llevará hacia Fuente Chaimona y la Casita de las Brujas, esta última, será la que tomemos para volver hacia Biescas. Seguiremos las indicaciones de R-7 de BTT Alto Gállego.

Una vez en Biescas, tomaremos la ruta R-9 en dirección Santa Elena, por un precioso camino hasta el Dolmen de la Ermita, donde tomaremos una pista, que asciende suavemente hasta volver al punto de la senda de la Casita de las Brujas, para volver de nuevo a Biescas. Ruta circular en 2 partes, que podemos realizar completa o por partes, si nos fallan las fuerzas.

Si la realizamos completa, son unos 40 kms y 1100+.

Los datos de la ruta los podéis ver pinchando  aquí.

Aquíi os dejo unas cuantas fotos del paisaje tan espectacular de esta zona, ah!trac y de mi  MERIDA  BIG NINE TEAM, que también es espectacular.

                                                                     

 

                                                                      

                                           

                                                                       

                                                                                          

             

 

Volver